Archivo

Posts Tagged ‘escaners cerebrales’

Bostezar

abril 18, 2010 Deja un comentario

Diversos estudios recientes de escaners cerebrales han demostrado que el bostezo provoca una única actividad neuronal en las áreas del cerebro que están directamente involucradas en la generación de conciencia social y la creación de sentimientos de empatía. Una de esas áreas es el precuneo, una pequeña estructura oculta en los pliegues del lóbulo parietal. Según los investigadores del Instituto de Neurología de Londres, el precuneo parece desempeñar un papel central en la conciencia, la auto-reflexión y la recuperación de la memoria. El precuneo también es estimulado por la respiración yóguica, que ayuda a explicar por qué las diferentes formas de meditación contribuyen a un mayor sentido de auto-conciencia. También es una de las zonas más afectadas por enfermedades relacionadas con la edad y problemas de déficit de atención, así que es posible que el bostezo deliberado pueda reforzar realmente esta parte importante del cerebro.

Por estas razones creo que el bostezo debe integrarse en los programas de ejercicio y reducción del estrés, en la formación para la mejora cognitiva y de la memoria, la psicoterapia y en la práctica espiritual contemplativa. Y, ya que el precuneo se ha asociado recientemente con el sistema de neuronas espejo en el cerebro (lo que nos permite que los sentimientos y conductas de otros resuenen en nuestra mente), bostezar, incluso nos puede ayudar a aumentar la conciencia social, la compasión y la comunicación efectiva con los demás.

Si yo te pidiera que bostezaras 10 veces para experimentar esta técnica fabulosa, probablemente no lo harías. Incluso en los seminarios, después de presentar la evidencia abrumadoramente positiva, cuando diga a las personas que bostecen, la mitad de la audiencia dudará. Hay que persuadir para que sientan los efectos inmediatos de relax. Hay un inexplicable rechazo en nuestra sociedad que implica que es de mala educación bostezar, y a la mayoría se nos enseñó cuando éramos jóvenes.

El bostezo se incrementa cuando tienes cansancio, y puede ser la manera que usa el cerebro de decirte suavemente que necesitas un poco de sueño reparador. Por otra parte, la exposición a la luz también te hará bostezar, sugiriéndote que eso es parte del proceso de despertar.

Pero el bostezo no sólo te relaja – rápidamente te lleva a un estado elevado de conciencia cognitiva. Los estudiantes bostezan en clase, no porque la profesora o el profesor les aburran (aunque eso también te hará bostezar, al intentar mantener la atención en el discurso monótono), sino porque ello libera el cerebro de la somnolencia, lo que ayuda a poner la atención en los conceptos e ideas importantes. Regula la conciencia y nuestro sentido del yo, y ayuda a las personas a ser más introspectivas y auto-conscientes. Por supuesto, si una persona se encuentra en una sala con una profesora o profesor insulso, aburrido, monótono, bostezar le ayudará a mantenerse despierta.

El bostezo te relajará y te traerá a un estado de alerta más rápido que cualquier otra técnica de meditación que conozco, y debido a que es neurológicamente contagioso, es particularmente fácil de enseñar en un ambiente de grupo. Una persona que conozco utiliza el bostezo para recordar y poner en orden las ideas de una clase en menos de 60 segundos. ¿Por qué? Porque ayuda a la gente a sincronizar su comportamiento con la de otras personas.

El bostezo, como un mecanismo de alerta, comienza en las primeras 20 semanas después de la concepción. Ayuda a regular los ritmos circadianos de las criaturas recién nacidas, y esto se suma a la evidencia de que el bostezo está involucrado en la regulación de la vigilia y el sueño. Ya que los ritmos circadianos no se sincrónizan cuando se altera el ciclo normal del sueño de una persona, el bostezo debería ayudar a la persona que le gusta la marcha noturna a restablecer el reloj interno del cerebro. El bostezo también puede evitar los efectos del desfase horario de los viajes y aliviar el malestar causado por la gran altitud.